The many shades of Barcelona

Apenas entré a la tienda, Abel empezó a explicarme el por qué de la existencia de esa gafa, su tipo de lente, el diseño, si eran hechas a mano o no. Mientras yo pensaba que sabía con toda seguridad de lo que estaba diciendo, sus historias despertaron un gran interés en mí y le pedí enseguida que me enseñara las gafas. Empecé a probármelas y, por supuesto, salí comprando tres pero excelentemente asesorada. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario